Rediseño web al estilo inbound, no los puedes separar

Por Carolina Samsing

DateJanuary 19, 2015

Estas son las dos iniciativas de marketing que escucho discutir de forma más seguida: 1) La adopción de estrategias inbound, y 2) la planificación de un rediseño de sitio web.

Lo bueno es que el rediseño web y el inbound marketing tienen una especie de relación simbiótica. Para los no científicos, una relación simbiótica es un hecho en la naturaleza cuando dos organismos dependen unos de otros para sobrevivir. Por ejemplo, un pez payaso limpiará una anémona de mar de bacterias dañinas a cambio de la protección de los depredadores.

Existe el mismo tipo de relación entre un rediseño web y una estrategia de inbound marketing – un nuevo y atractivo rediseño web hace que el inbound marketing se vea bien y, a cambio, el inbound marketing ayuda a que un sitio web se convierta en una máquina de generación de leads. La clave para que esta sea una simbiosis exitosa (y en última instancia, el éxito de marketing) es entender las diferentes formas en que cada uno asiste al otro.

Si bien es muy importante que el Inbound marketing este presente a lo largo de toda la estrategia web, estas son las tres áreas en las que es absolutamente necesaria una relación simbiótica entre el inbound marketing y el rediseño de un sitio web:

1) Estructura del Sitio Web

¿Alguna vez has estado cocinando algo, y en la mitad te das cuenta que se te olvidó agregar un ingrediente crucial a la mezcla cuando tu delicia culinaria ha estado en el horno durante más de media hora? A mi me ha pasado. Es un gran fastidio.

El mismo tipo de situación puede surgir cuando no incorporas activos de inbound marketing en el rediseño de tu sitio web. Decidir cómo vas a integrar estos elementos clave de inbound marketing (como imágenes, videos, diseños interactivos etc) en la estructura del sitio web es la primera iteración crítica que debes hacer – te ahorrará dinero y tiempo, y evitarás el desperdicio de recursos, y lo más importante, te permitirá sentar las bases para el éxito de tu lanzamiento.

Muchas veces he visto encargados de marketing lanzar un nuevo sitio web que está construido en base al diseño – no funcionalidad – antes de adoptar tácticas inbound. Es así como terminamos haciendo un montón de cambios (para mejor) que se podrían haber evitado si hubiésemos pensando en la estrategia antes que en el diseño.

Por lo mismo, en lugar de esperar a añadir estos elementos inbound a tu sitio web después de su lanzamiento, hazlo durante el proceso. Hazlo bien y los resultados de tu nuevo diseño serán mucho más satisfactorios.

2) Alineación de contenido

La creación de contenidos es, obviamente, una piedra angular en la estrategia de inbound marketing de cualquier empresa, y la mayoría de las empresas empieza (inteligentemente) con un blog corporativo. Cualquiera que haya empezado su blog corporativo sabe que no hay mejor momento para comenzar que ahora. Los motores de búsqueda toman un tiempo en indexar las páginas web nuevas por lo que cuanto antes puedas tener piezas de contenido arriba, lo más probable es que NO vas a comenzar desde cero una vez que el rediseño de tu sitio web se haya completado.

No esperes hasta que el sitio haya sido lanzado para comenzar blogueando – deberías haber empezado ayer.

Para seguir con esta relación simbiótica, el rediseño del sitio web proporcionará la oportunidad de una estrategia de palabras clave y posicionamiento de temas. Las copias antiguas son refrescadas y las nuevas palabras clave y temas pueden ser investigadas e integradas, y nuevas páginas se pueden crear para apoyar estas oportunidades de palabras clave. El rediseño web es la pizarra en blanco y inbound marketing el lápiz.

3) Experiencia de Usuario

Después de ver muchas empresas implementar rediseños de sitio web, puedo decir con confianza que las empresas que utilizan el inbound marketing de la forma más efectiva son las que manejan y desarrollan buyer personas adaptando su sitio web según la experiencia que quieran otorgar a cada persona.

Estructurar un sitio web para los distintos buyer personas no es una tarea fácil – se necesita investigar, planear y considerar cuidadosamente qué páginas se adaptan a qué público. Como podrán suponer, esta es la pieza más difícil de poner en marcha con carácter retroactivo después de un rediseño del sitio web.

Y como si pensar en los buyer persona no fuese suficiente, también es importante estructurar un sitio web según las diferentes etapas de decisión en que se encuentran los usuarios. No todo el mundo está dispuesto a comprar cuando llegan a un sitio web, es por esto que la adaptación de los contenidos es imprescindible para fomentar la generación de clientes.

Si tus buyer personas y el proceso de decisión del cliente están claramente definidos y aplicados en todo el rediseño de la página web, te ahorrarás muchos dolores de cabeza una vez que el sitio sea lanzado.

El rediseño de sitios web y el inbound marketing tienen mucho más en común de lo que parece – y cada cosa en común es una oportunidad para que se beneficien mutuamente.

Por esto, si estás pensando integrar ambos recuerda implementarlos de forma simultánea y así evitar cualquier pérdida de oportunidades y el desperdicio de recursos en el futuro.

Puede parecer más trabajo de lo que pensabas, pero vale la pena. Confía en mí, he estado en tus zapatos.